Somos cerrajero de urgencia en Oviedo y nos ocupamos de tus problemas de cerrajería con atención urgente.

Hoy vamos a hablar de nuestro trabajo cuando estamos de guardia, esperando la llamada de urgencia. Aunque tiene muchos inconvenientes y es complicado compatibilizar un trabajo de cerrajería urgente con la vida “normal”, también tiene muchas cosas buenas.

Para empezar, la empresa tiene en cuenta esta atención tan especial con una retribución económica distinta. No es lo mismo librar, que no llegar a trabajar porque no ha coincidido ninguna urgencia, ni es la misma tranquilidad la de ir al cine o a dar un paseo con el móvil bien cerca en vibración, por si acaso.

Ser cerrajero de urgencia en Oviedo también es muy satisfactorio por el componente de emoción, por la salida de la rutina. Cuando estamos de guardia no nos ponemos el despertador todos los días el mismo minuto exacto, o nos surgen huecos que saboreamos en mitad de la mañana de un día de diario y que nos hacen sentir que nuestro trabajo es diferente, que no caminamos siempre al mismo son.

Otra gran ventaja es que trabajamos con personas distintas cada día. Conocemos a clientes nuevos, visitamos toda la zona de Oviedo, Avilés y Gijón, nunca sabemos qué conversación acabaremos teniendo y qué cosa nueva aprenderemos.

Ir solo en el coche, sin fichar en la oficina, con material propio… y la satisfacción del trabajo bien hecho es un placer cuando trabajas en Ra-Ba Cierres Eléctricos, S.A. Llámanos para apertura de puertas, reparación de cerraduras o cajas fuertes.